Estás aquí: Inicio / Sala de prensa / Noticias / 2020 / La ANECA ante la COVID-19 /

La ANECA ante la COVID-19

Fecha de publicación: 17/05/2020

covid-19

En sendas reuniones con el Comité de Seguridad y Salud el día 5 de mayo y con el Comité de Empresa el día 7, la ANECA inicia el estudio de las condiciones en las que se emprenderá la “vuelta a la normalidad”.

La situación generada por la evolución del brote de COVID-19 ha hecho necesaria la adopción de medidas de contención extraordinarias que inevitablemente están teniendo un importante impacto en la sociedad y, por ende, en la ANECA. Como respuesta ante esta crisis sanitaria, se puso en marcha la Comisión de Seguimiento de la COVID-19 de la ANECA, que el pasado 16 de marzo resolvió suspender las actividades presenciales, académicas y administrativas, asegurando la prestación de nuestro servicio público a través de los medios telemáticos precisos. La Comisión de Seguimiento acordó igualmente el Plan de continuidad de la actividad en el Organismo Autónomo ANECA en relación con la emergencia sanitaria derivada de la COVID-19, para hacerlo compatible con las medidas adoptadas por el Gobierno, garantizando los servicios esenciales, la seguridad de las personas e instalaciones y el desarrollo de la actividad administrativa a través de procedimientos virtuales y modalidades de trabajo a distancia. Desde entonces, la ANECA está dando ejemplo de buen funcionamiento de forma no presencial.

La ANECA está llevando a cabo, de manera continua, el análisis de la situación de alerta sanitaria tal y como lo exige un escenario variable y con no pocas incertidumbres. Ello no es óbice para que prime la voluntad y obligación de garantizar que toda actividad, tanto la actual como la que posteriormente se desarrolle, se pueda realizar con las debidas garantías en materia de seguridad y salud.

El Gobierno de la Nación aprobó el pasado 28 de abril de 2020 el Plan para la Transición hacia una Nueva Normalidad , que contempla en su Anexo II la Previsión orientada para el levantamiento de las limitaciones de ámbito nacional establecidas en el estado de alarma , en función de las fases de transición a una nueva normalidad. Igualmente, la Dirección General de la Función Pública emitió las Orientaciones para los servicios de prevención de la Administración General del Estado para la realización de los Planes de Contingencia establecidos en la “Instrucción de la Secretaría General de Función Pública sobre medidas y líneas de actuación en materia de prevención de riesgos laborales frente al COVID-19 de cara a la reincorporación presencial del personal” y para la aplicación del “Procedimiento de Actuación para los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales frente a la Exposición al SARS-CoV-2” del Ministerio de Sanidad.

Este documento recoge que, a la hora de describir el escenario de desescalada progresiva deberían tenerse en cuenta, entre otras, las siguientes circunstancias: la vuelta a la actividad de empleadas y empleados públicos y servicios se debe producir teniendo en cuenta los criterios establecidos en los apartados “Reincorporación progresiva”, “Flexibilización de jornada y horarios” y “Planes y medidas preventivas” de la Instrucción de la Secretaría General de Función Pública sobre medidas y líneas de actuación en materia de prevención de riesgos laborales frente al COVID-19 de cara a la reincorporación presencial del personal, así como, en su caso, lo que establezca en los planes de desescalada y en las resoluciones organizativas que se dicten a este respecto.

El Comité de Seguridad y Salud de la ANECA ya ha comenzado con las actividades de vigilancia de la salud, en coordinación con el Servicio de Prevención, habiéndose identificado a las personas especialmente sensibles ante los riesgos existentes; asimismo se han determinado medidas de protección que se han de llevar a cabo con este colectivo.
En paralelo, la ANECA debe seguir anticipando las medidas organizativas necesarias para una transición gradual y coordinada de vuelta o no al trabajo presencial, garantizando en todo momento las condiciones de seguridad y salud de las personas, y dirigidas a prevenir y dar respuesta a la posible aparición de casos de COVID-19.

Por ello, de acuerdo con el Comité de Empresa y el Comité de Salud y Seguridad, la dirección de la ANECA está trabajando en un PLAN DE REINCORPORACIÓN PRESENCIAL Y TELETRABAJO ANTE LA COVID-19 DEL PERSONAL DE LA ANECA que será sometido próximamente a la consideración de todas las personas afectadas, en un hipotético marco de presencialidad mixta en el que se debe acordar las condiciones en las que se podría instaurar el teletrabajo en la institución.

Ello exige resolver con inteligencia e imaginación los escollos que se presenten, en un escenario en el que la reestructuración del trabajo será algo necesario, apelándose a la responsabilidad de cada persona para el cumplimiento de los objetivos, pues solo la acción conjunta institucional y de las personas puede comportar una acción eficaz en la lucha contra la expansión del virus.